En nuestra cuarta entrega de las rutas por la provincia zaragozana nos centraremos esta ocasión en la Comarca de Calatayud. Descubriendo paisajes únicos, uno especialmente conocido como el Monasterio de Piedra y otro no tanto como la Sierra de Armantes. Pero esta comarca cuenta con muchas cosas más para planear un fin de semana o incluso más días. 

Monasterio de Piedra

Si tenemos un lugar estrella en Calatayud este es el monasterio de Piedra. Ya no sólo de la comarca sino uno de los enclaves más visitados de la región de Aragón. Un monasterio cisterciense que sita en la localidad de Nuévalos

Un breve resumen de su historia. Fue fundado en 1194 por trece monjes que llegaron del Monasterio de Poblet en Tarragona. Alfonso II de Aragón y su esposa Sancha de Castilla donaron a los monjes el Castillo de Piedra, con la idea de construir allí un monasterio cisterciense. Aquí se cocinó por primera vez el chocolate en Europa, en 1534. En 1808 tras la Guerra de la Independencia el monasterio fue desalojado, derrumbándose la bóveda de la Iglesia. Con los años siguió su deterioro, abandonado en 1835 y comprado por un particular cinco años más tarde en una subasta. 

Cascada de la Caprichosa

Como buena tradición Císter, su nombre es relacionado con una alusión al lugar donde asentaría sus cimientos.  En este caso sería llamado Piedra, debido a su construcción en el castillo y también tenemos el paso del río con este mismo nombre. Así como los otros monasterios de la provincia de Veruela y Rueda pertenecen a la diputación de Zaragoza, en Rueda su explotación lo gestiona una propiedad privada. 

Aunque tenemos en el monasterio un lugar realmente sorprendente, lo que atrae a los visitantes sin duda es el Parque Natural que lo rodea. Un entorno natural lleno de enclaves magníficos a través del río Piedra con alucinantes cascadas, un lugar ideal para perderse y meditar. Al gestionarlo una empresa privada se debe pagar por realizar su visita, en esta web podéis reservar y comprar las entradas. La ruta es muy sencilla y cómoda para hacerla en familia.

Sierra de Armantes 

Para mucha gente que visita la zona este lugar pasa inadvertido o directamente no lo conocen. Para nosotros es un paraje increíble, entre los más bonitos de la región. Con decir que en nuestro instagram a día de hoy es nuestra foto con más likes, cuando tenemos otros lugares como Nueva York, Florencia, Salar de Uyuni, vida salvaje en África, París, Berlín, Venecia, etcétera, queda claro que no os estoy intentando “vender la moto”.

Un entorno realmente bello, cuyo proceso erosivo sobre la corteza terrestre provoca el paisaje de los Castillos, digno de una película de Western. 

Aquí sí que tengo que criticar algo, y es la dejadez de los políticos o de quién corresponda. Un paraje único se merece unos accesos y una información adecuada a ese lugar y a día de hoy es una lástima que lo tengan así. Gracias al programa de Aragón Tv Chino Chano, o a la bloggera Sheila que nos ayudaron a organizar perfectamente la ruta.

Castillo Menor

Nosotros os ayudaremos también con la ruta. Debemos de tomar la antigua carretera de Soria desde Calatayud, sobre unos 2 kilómetros de camino tomaremos un desvío a la izquierda. Nuestra referencia será un depósito de agua que tendremos a la derecha. Tras cruzar una pista sin asfaltar durante unos minutos nos daremos con unas señales, marcan el mirador de la Sierra de Armantes a 30’, aquí podremos dejar el coche y seguir con nuestra ruta a pie. Si os parece algo lioso en el vídeo de YouTube que tenéis al final del post lo veréis con imágenes.

En toda la sierra tenemos infinidad de rutas para bicicleta de montaña, así que si eres aficionado a ella aún disfrutarás más de todo el entorno.

Calatayud 

Si viajamos a la comarca de Calatayud no podemos dejar pasar por alto la ciudad que le da nombre a la comarca. Cuarta ciudad más habitada de Aragón, pero que se visita fácil y sin prisas. 

Un buen punto de partida puede ser el Castillo de Ayub, no es un lugar precioso ya que apenas quedan unos restos de él, pero aquí obtenemos unas excelentes vistas y nos llevamos una buena panorámica de la ciudad. 

Una vez obtenidas las vistas desde lo alto de la ciudad podremos bajar a recorrer su casco histórico. Los lugares más importantes que visitar son la Judería, el museo de la Dolores o la Colegiata de Santa María la Mayor. En la Plaza de España tienes la oficina de turismo, donde te organizan tu ruta por la ciudad y puedes obtener información acerca de lo que visitar en la zona.

Otro paisaje del estilo de la Sierra de Armantes son Las Cárcavas. Por falta de tiempo no pudimos hacer otra ruta que bien merecerá una visita pronto. Se encuentran en la localidad de Morata de Jiloca y en el mirador obtendremos las vistas del famoso “camello”.

Molino de Malanquilla

Una sorpresa en el camino es este precioso molino situado a pies de la carretera en la localidad de Malanquilla. Es el emblema de esta pequeña localidad zaragozana, ya que figura en su escudo y bandera. Se ubica en un pequeño cerro, viniendo de Calatayud 300 metros antes de llegar al casco histórico. 

Unos 150 años estuvo activo hasta que dejó de usarse en 1733. Con el paso del tiempo el molino quedó en ruinas, pero en 1976 comenzó una misión rescate por parte de unos jóvenes amantes de su pueblo. Participando en un concurso llamado “misión rescate” patrocinado por Rtve. Un concurso para jóvenes escolares con inquietudes en la investigación y salvaguardar el patrimonio cultural local. Aquí se hicieron con el máximo galardón, el Trofeo de oro. El premio otorgaba la rehabilitación del monumento, pero la organización se lavó las manos tras la victoria de estos chicos y no accedió a la reconstrucción. Así que estos jóvenes no cesaron en su empeño y buscaron mecenas con tal de conseguir su objetivo. Empezando con los vecinos del pueblo hasta llegar a personajes ilustres como Montserrat Caballé o Paco Martínez Soria.

Aún así no fue fácil ya que después de colocar su primera piedra en 1981 todo fueron problemas (el viento causó grandes daños a la estructura) hasta que por fin pudo verse terminada su obra en 2010.

A día de hoy obtenemos unas vistas en las que por un momento no parece que estés en tierras aragonesas y sí en castellanas. Se puede visitar el interior todos los domingos del año con reserva previa. Aquí os dejamos el enlace donde poder hacerlo.

Aniñón

Tenemos muchos lugares donde hospedarnos en la zona, nuestra elección fue el pueblo de Aniñón, que bien merece la pena ser visitado. Sobretodo por observar su joya más preciada, la Iglesia de Nuestra Señora del Castillo, una construcción gótico-mudéjar declarada patrimonio mundial por la UNESCO. Nosotros nos alejamos en la misma plaza de la Iglesia, en el complejo rural Lifara, un lugar perfecto para desconectar del ruido y estrés que nos provocan las grandes ciudades.

Cada uno es personal de cuál es el alojamiento que más le conviene, nosotros somos de lugares rurales y tranquilos. Lo comento porque otros  alojamientos importantes de la zona los tenemos en los balnearios de Alhama de Aragón, muy conocidos y con grandes reseñas. Son dos, el hotel Balneario de Alhama de Aragón y el Hotel Termas Pallarés. 

Ahora ya depende de ti la elección.

Aunque en este post os hemos ilustrado con unas pocas fotos os anclamos también el capítulo creado en Youtube. Esperamos que os sirva para planificar vuestra ruta. Esperamos un like y una suscripción, eso nos ayuda a seguir creciendo 😉

You might also enjoy:

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *