Nuestra última parte del viaje por el sur de África la dedicaríamos a las Cataratas Victoria (Mosi-oa-Tunya. Debido a la pandemia la frontera entre Zimbaue y Zambia se encontraba cerrada para el turismo.  Con este handicap hubo que decidir qué país escoger de los dos para disfrutar de uno de los saltos de agua más increíble del mundo. La decisión estaba clara, Zimbaue ya que alberga el 75 % de ellas y es el lugar donde mejor se observan.

Nada más lejos de la realidad era matemáticamente imposible, por restricciones covid y tanto por los vuelos de vuelta como por los de la llegada desde Botsuana. Así que tras muchos estudios y rompernos la cabeza tuvimos que hacerlo desde Zambia.

Realmente la fecha (abril 2021) te dejaba espectaculares vistas desde cualquier punto, además contratamos un vuelo en helicóptero para disfrutarlas desde el aire. Si piensas viajar sobre octubre en adelante en temporada seca, igual desde Zambia no hay muy buenas vistas. Lo idóneo y esperemos que volvamos a la normalidad cuanto antes, es disfrutar de los parques en ambos países. Es recomendable por ello sacarse el Visado conjunto (Kaza Univisa), lo puedes hacer en cualquiera de las aduanas de los países a los que llegues. Tiene un precio de 80 dólares y puedes pasar la frontera las veces que desees. Te ahorrarás un dinero, ya que el individual son 50 dólares. Es buena opción tener esta moneda en el viaje ya que aunque también aceptan euros, el cambio es el mismo 1 dólar = 1 euro. 

La entrada al parque nacional cuesta 30 dólares americanos para visitantes internacionales (precio 2021). El horario de visita es de 6 a 18h, excepto del 1 de mayo al 31 de agosto que abre media hora más tarde. El único pero, aunque no hay que darle mayor importancia, es la cantidad de gente que te atosiga en la entrada para que les compres cosas. Ya sea chubasqueros, figuras o lo que tengan a mano. Aunque al ir preparados con chubasquero en mano (es imprescindible depende de las fechas, aunque a nosotros nos sirvió de poco ya que te mojas igual) no nos dieron mucho la turra.

Tenemos por el parque todo correctamente señalizado con cada mirador, así que no te perderás ni te dejarás nada por ver. Una visita ideal para hacerla en una mañana o una tarde. Hay miradores realmente alucinantes y cada estación del año tiene su diferente paisaje. Este año había llovido una barbaridad por lo que el caudal estaba como hacia mucho tiempo no veían las gentes del lugar. Cuando nos acercamos para verlas de cerca una nube de agua apenas nos dejaba ver nada. Ahí veías la caída en toda su dimensión. 

El mejor horario es temprano al amanecer o a media mañana, donde ves buena cantidad de arco iris. Nos decantamos por no madrugar, ya lo habíamos hecho mucho en los safaris de Botsuana. Aunque puedes hacerlo a las dos horas, lo malo es que hay que volver a pagar la entrada de nuevo o quedarte 5-6 horas adentro. Tampoco es mala hora el atardecer, pero ya tienes que estar pendiente del reloj por la hora de cierre. Los precios dentro del parque son realmente baratos y más si llevas moneda local, las bebidas menos de un euro por ponerte un ejemplo. 

Actividades en la zona

Tanto en Zambia como en Zimbaue puedes reservar un vuelo en helicóptero, es algo caro (desde 140 euros por 10′ o más de 300 por 30′) pero una vez allí como no vas a hacerlo y así poder contemplar unas vistas que son únicas en la tierra.

Devil’s Pool (piscina del diablo). Una experiencia alucinante, curiosamente con poco caudal en el río se puede bañar en una pequeña piscina que se forma al borde de las cataratas. La sensación de estar a los pies de estas caídas tiene que ser brutal. Como no puede ser todo en esta vida no pudimos hacerlo porque en abril el caudal es inmenso. Así que tienes cosas buenas y malas según que fechas vayas, 

Gorge swing. Tengo que decirlo, fui con idea de hacerlo pero al final me entró canguelo. Una especie de puenting pero más bestia. Una cuerda de 95 metros te deja colgado en la garganta Batoka. 

Atardecer en el río Kunene. Un paseito en barco mientras vemos caer el sol es una opción muy buena. En muchos de los post que hemos comentado de Africa hablamos de sus atardecer, con un sol gigante escondiéndose en el horizonte. Relación calidad precio es de lo mejor que pudimos hacer allí. Paseito tranquilo en el que es fácil atisbar hipopótamos o innumerables aves.

Rafting en río Zambeze. Otra experiencia con subidón de adrenalina por el río Zambeze.

Si dispones de más días y no pensabais visitar Botsuana una excursión al Parque Nacional del Chobe es para nosotros indispensable, nunca habíamos visitado tantos elefantes juntos. Tenéis más info en el blog de este lugar.

Hay muchas más, depende del tiempo que dispongas puedes organizarte unos días en la zona. Aparte de la que las que os hemos comentado nos ofrecieron en nuestros días muchas más: Por ejemplo entre ellas una interacción con elefantes y montar en ellos. Cada uno es libre de escogerlo o no, nosotros no lo hicimos ya que no estamos de acuerdo con tener a animales salvajes en cautividad y explotados. 

Como normalmente hacemos, os dejamos nuestro vídeo de Youtube con nuestra experiencia en las cataratas, en tierra y aire.

You might also enjoy:

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *