Aparte de recorrer ciudades o paisajes también me gusta la mezcla de viaje y aventura. Mi primer viaje a África fue para participar en esta locura de carrera. 250 kilómetros divididos en 6 etapas por el desierto del Sahara.

Es una carrera en autosuficiencia, por lo que debes ir cargado con todo el material, comida, saco de dormir etcétera. Lo que te facilita la organización es agua durante la carrera y al terminar y una haima dónde dormir.

La única intención de este reto era la de superarme deportivamente y disfrutar de este loco pero a la vez increíble reto.

Abril 2015. Ouarzazate


No es una crónica más, esta será larga la por la mayor dedicación que he realizado, y porque más de una semana da para mucho.

Después de hacerla sigo pensando que me embarque en una locura, nunca había hecho una carrera ultra. Ni una prueba por etapas, ni soy un especialista en trail y aquí juntaba todo. Por eso el respeto que presentaba a ella duró hasta el final, no sin ello presentarme aquí con un trabajo duro detrás.

MATERIAL DE LA PRUEBA

 El jueves 2 de abril comienza la aventura. Para mí ya es la primera etapa. Aunque los nervios y tensión aguantan sigo tranquilo, separarme de Miguel más de 10 días, hace que el corazón sufra un primer latigazo a la hora de partir. Verlo llorar antes de montarme en el bus rumbo a Madrid, me deja los ojos vidriosos más de una hora de viaje.

Llegada al aeropuerto y conozco a Fran de Valencia, que va a ser compañero de Haima y a otros españoles más José Luis y Rafa. Antes de subir al avión ya conocemos a Chema Martinez que andaba por allí y vamos intercambiando temas de la prueba. Entre retenciones en el aeropuerto de Ouarzazate, llegamos al hotel sobre las 3 de la mañana, a las 9;30 teníamos que partir al campamento por lo que ya descansar poco será la rutina hasta el final. 

Primera soba con más de 5 horas de bus y primera emoción al ver el campamento en vivo. Allí ya pasamos lo que queda de día y nos hacemos un sitio en la haima, nos conocemos los 8 integrantes. Nestor y Eli de Gran Canaria, Manuel de Sevilla, Poty de Cádiz, Claudio de Ceuta, Chema de Madrid y el ya conocido Fran. Pasando los días me harían ir conociendo más a estas grandes personas.

Avasallando a Manuel, que ya conocía la prueba del año pasado, a preguntas por todos y pasando buen día entre risas. El día siguiente ya se hace largo, una pequeña salida de 20′ de trote por soltar piernas y controles técnicos de la organización. Peso final de la mochila 9 kilos, al final algo de error en este tema ya que podía haber prescindido de algo más. Mucha prudencia porque tenía miedo a pasar hambre. Dos días que al final se hicieron un poco largos aunque estuve agusto y por fin empieza la aventura.

Haima 15 al completo

1a Etapa Jebel Irhs / Oued Tijekht 36,2 kms

Aquí estoy, donde quería, empieza la supervivencia y me guarde unos croissants de chocolate para desayunar como último festín. Una foto de todos los participantes juntos con la figura del número 30 que es el número de la edición y todos a la salida. Ahí ya está preparado el numerito de Patrick Bauer dando una charla, esta aún se aguanta que es la primera.

Highway To Hell atronador por los altavoces, escuchando el helicóptero y volando por encima de nosotros, hacen que se te pongan los pelos de punta. Estoy en la salida que tantas veces he soñado y visto en los vídeos, y me diga “A por ello”.

Salgo con el freno de mano y pensando vamos a ver que es y como va esto, me encuentro al poco rato con Fran y hacemos camino juntos. Primeros kilómetros por piedras y en los que notas los pies calientes pero se puede correr bien.

Parece que salimos atrás pero pasando kms adelantamos corredores, algunos tramos algo más técnicos, otros subiendo repechos y para sorpresa vemos un río. ¿quién decía que no había agua en el desierto?

Primer control km 12, me encuentro bien, aquí está Patrick Bauer en él y me pregunta Que tal vas Jogé? (asi me llamaban los franceses) le respondo que bien de momento. Lleno los bidones y  me mojo la cabeza, ahora ya se nota bastante calor y entraremos en zonas de dunas. Aprovecho a comer algo y le digo a Fran que tire adelante, creo que va muy fuerte y prefiero reservar.

Primer día y aún quedan 24 kms, veo lo que son las dunas de cerca y es verdad lo que decían. Que duro es correr por aquí el pie se hunde vas muy lento y poco a poco te van machacando. Además la temperatura de repente ya es más alta y siento algo de “cague” todo hay que decirlo. Ya con un ritmo acomodado al mío voy corriendo por más terrenos como piedras, subiendo algún jebel pequeño. Y ya me presento en el Cp2, ya no tan alegre como en la salida, me afirmo a mi mismo en decir. “que duro es esto, va a haber que currar y mucho”.

 

Ya no llevo la alegría de la salida. Estar una semana casi parado me dejo ganas de correr, así que al final lo pagué un poco salir tan alegre.

Sólo 12 kms para acabar, recta larga de piedras pero que se puede correr bien, pero quedando 8 kms pinchazo en mi rodilla. ¿pero qué me pasa pienso?

Arranco y no puedo correr, paro, ando e intento trotar así durante casi 4 kms, tanto peso en la mochila con tanto sube baja y cambios de pisada me la dejan tocada. Tantos meses para estar aquí y ahora esto, no puede ser, me pasa bastante gente y pienso que si hay que hacer Sables andando pues la haré andando.

Pero no había venido a eso, ya quedando unos 5 kms en uno de esos mil arranques que hice parece que me permite correr. Ahora subimos un jebel más alto con ya un calor bastante asfixiante. Hasta aquí notaba bien los pies pero noto de repente un calambre en un dedo, todo huele a que una ampolla ha explotado. Al coronar veo la meta, que alegría, bajada, larga recta y paso el arco, mucha alegría al cruzar, una menos… Pero muchas dudas en mi cabeza, 200 kms todavía y la rodilla así…

Prefiero no pensar, cojo las 3 botellas de agua y directo a la haima, ahí están Manuel, Fran y Chema que ya han llegado, a comer un poco y descansar, les comento lo de la rodilla. Me aconsejan un pequeño masaje con voltarén y a ver como responde mañana, los pies están muy bien con solo una ampolla que reventó en carrera.

Por la tarde mando un mail para informar y mas tarde me llegan los míos, 3 hojas de mensajes de ánimos y ahí me entero que he entrado el 117, yo que pensaba que estaría por el 300 y pico… Así que a dormir muy motivado con tanto apoyo, pero con la cabeza puesta en la rodilla.

Etapa 2 Oued Tijekht / Jebel El Otfal 31,1 kms

Cuando en Sables una etapa son sólo 31,1 kms es que llanos y fáciles precisamente no van a ser. Hoy ya no estoy tan alegre como ayer en la salida, es más no se ni donde he dejado a mis compañeros de haima y me quedo solo aguantando la chapa de Patrick mañanera.

Poco a poco se le va cogiendo manía, 15 minutos de charlas mañaneras en francés e inglés y cantando el happy birthday al acabar. Es para felicitar a los que cumplen años y todos los días empalaga bastante. Y eso que hoy es el cumpleaños de Miguel aunque hoy es su día todos lo llevo muy presente.

Empieza la etapa y a lo mío, salgo despacio y a ver cómo va la rodilla, parece que bien. No hay molestias y parece que solo fue un susto, pero aún así tranquilo, hoy es etapa de alta montaña con 3 subidas enormes.

Hasta el kilómetro 8 terreno pedregoso en el que se podía correr bien, voy reservando para que no me pase lo de ayer. Empezamos lo bueno, primer Jebel, Hered Asfer, es el más largo pero el más sencillo tanto de subir como de bajar.

Increíble las vistas desde abajo con una fila de corredores de a uno inmensa. Subiendo me salgo un poco de la trazada y adelanto a bastantes corredores ya que andaba muy atrás. Casi 4 kms de subida y bajada que cuestan más de media hora. La subo y la bajo bien sin problemas y llego al Cp1 sobre 1h30′. Parece que estamos en el pirineo en vez de en el desierto, por las vistas sobretodo. 

Seguimos llaneando por más piedra unos cuantos kilómetros hasta que llegamos a un riachuelo. Parece el humor amarillo porque hay que cruzar saltando por unas pequeñas piedras para no mojarte. Menos mal que son poquitas porque de equilibrio yo voy regular. Por lo menos no me mojo, aquí empieza el segundo jebel en el kms 17, jebel Baba Ali.

Este ya no es de correr y andar, sino de trepar. Terreno que resbala porque hay arena y me tengo que agarrar a las piedras con las manos para ir avanzando, se hace bastante duro porque cuesta mucho subir. Aquí ya arriba son partes muy técnicas con caminos estrechos, bajando, subiendo y saltando rocas, se hace bastante largo y bajamos por una duna de arena, esto si que da gusto sabiendo que si caes te das en una colchoneta.

Abajo ya solo quedan 10 kilómetros a meta y estoy entero. Hay un llano de 4 hasta el final por lo que aprovecho a subir el ritmo. Un rato después me tropiezo con una piedra y me pego una leche importante. Manda narices, he bajado dos montañas y me caigo en el llano. Un rasguño en el codo y poco más, miro no sea que haya perdido algo y sigo como si nada hasta el cp2.

Paro un poco a mojarme y llenar los bidones lo de ahora desde abajo ya acojona, el famoso Jebel El Otfal. Para los que han visto algún vídeo o fotos de la prueba es el famoso de la cuerda, se sube siempre en la etapa larga. Este año también se sube en la segunda etapa y en la larga para no variar se subirá pero a la inversa.


Empezamos subiendo por arena, media del 25% de desnivel y rampas que llegan al 30. Vas subiendo muy despacio y la cima nunca se acerca. Caminas y caminas y es mejor no mirar arriba, metros muy lentos en los que todos vamos retorciendonos de un lado a otro. Por fin se consigue pasar el tramo de arena, que alivio. Llega el de roca y no es más sencillo, piedras que al apoyarte caen abajo.

Hay que tener cuidado con el que va adelante, aparte hay que agarrarse y trepar. Con todo lo que llevamos encima se me hace durísimo y más de uno cuando paso esta sentado en una roca respirando. Yo antes muerto que pararme a descansar, sigo adelante.

Mucho calor y aquí me entran mis dudas. Si así estoy el segundo día con dos etapas que va a ser en la larga me pregunto. Prefiero no pensarlo, paso a paso y cuando venga la larga pues ya vendrá.

De momento vamos con lo que toca que aún queda monte que subir. Por fin llego a la cuerda famosa, y es el tramo más sencillo ya que te impulsas muy fácil. Al llegar arriba mucha gente sentada resoplando y otras haciéndose fotos.

Bajada técnica que también se hace larga por los sorteos de piedras que hay que ir haciendo. Ya que no soy muy bueno en las bajadas con la mochila cargada imaginar aquí.

Por fin abajo y sorpresita. Casi 2 kms de dunas para acabar, detrás de ellas se ve el campamento. Subo andando, bajo corriendo, subiendo aprovechando las pisadas de los otros corredores que hacen de escalera.

Saliendo de ellas otra etapa al sobre, esta ha costado y bastante. Cada etapa por más que quieras reservar es una carrera más y el esfuerzo hoy ha sido grande. Al llegar me cuentan mis compañeros de haima Fran y Manuel que hoy han estado de lujo. Aunque Chema ha sufrido como yo que somos más de llano y ha quedado décimo. Yo hoy paso de los 200, se ha notado que la alta montaña no es mi terreno, de todas formas contento. La rodilla se ha portado, las piernas están bien y los pies no han sufrido. Aún queda mucho tomate por delante. Por la tarde oigo a Miguel por teléfono, le felicito, es un pequeño momento pero que me da la vida.

Ya por la tarde noche nos llega una mala noticia. Nuestro compañero de Haima Claudio, en el kilómetro 10 ha sufrido una deshidratación y han tenido que evacuarlo. Por suerte está bien, pero te deja hecho polvo ver como abandona el amigo con toda la ilusión que tenía puesta en la prueba. Entra el miedo de que también te puede pasar a tí, hoy dormiremos uno menos.

Todos esperamos no tener más bajas y llegar juntos al final. Para más males, se atisba una tormenta de arena. En 5 minutos se presentó en el campamento, espectacular, parecía el fin del mundo. Metido dentro del saco asustado me quedé dormido. Despertamos con medio desierto en la ropa, saco, mochila etc. Por no hablar de la arena en el pelo, orejas, ojos y hasta dentro de la boca, no hemos venido a un paraíso esta claro.

Etapa 3 Jebel El Otfal / Jebel Zireg 36,7 kms

Más animado hoy que el día anterior en la salida. En principio como siempre vamos a salir reservones que mañana es el día D. Hoy hasta me pongo delante con Manuel, Fran y Chema, unas fotos para no aguantar al pesado de Patrick y vamos que nos vamos, ya es el tercer día pero cada vez que suena el helicóptero y Ac/Dc la piel se vuelve a poner de gallina.


Primer tramo algo complicado, nada más salir ya nos metemos en terreno arenoso y toca ir como se puede. Mientras pueda correr pues a correr, me cuesta como ayer coger ritmo en la salida. Como si los primeros kms fuera calentando y poco a poco me voy animando. Por eso lo de reservar al final se queda en eso, además cogemos después de la arena buen terreno. Rocoso pero como a mi me gusta corriendo a gusto.

Hasta el Cp1 llego muy entero como todos los días. A ver lo que viene luego pienso. Hoy como novedad llevo el mp3 hasta el final, estos días antes ni me lo había puesto. No quiero pensar y solo dejarme llevar, así que a seguir camino. 

Después del cp1 un lago seco muy grande, aquí da gusto correr. Parece asfalto y llaneamos unos pocos kms, hay que aprovechar a dar zapatilla aquí que tramos como estos hay más bien poquitos. Voy adelantando gente y me vengo arriba, y hasta aquí….

Es lo que descubrí en esta carrera, tan pronto te sientes con fuerzas para lo que te echen como te quedas plegado. Hoy el calor es asfixiante, ahora son tramos arenosos y cuesta avanzar. Más tarde un jebel pequeño (comparado con los de ayer) y ya en el Cp2. Bastante cansado y ahora toca más arena.

Igual te da ir por un lado que por otro que te hundes por todos, y llegamos a la sorpresa del día faltando 8 kms para acabar. Un jebel gigante de arena en el que ya ves andando a toda la serpiente que llevas delante. Paso a paso, intento hacerlos largos pero cuesta, me apoyo en las piernas e intento no mirar arriba. Cuando levanto la cabeza parece que sigo en el mismo sitio.

El calor aprieta hoy de lo lindo y se me hace eterna, último tramo técnico por roca y toco chufa. Hoy me paro a lanzar 3 o 4 fotos, la vista desde arriba es espectacular y no se si algún día volveran a verlo mis ojos, por lo que 20″ de carrera merecen perderse para inmortalizar estas vistas.

Bajada no técnica y aquí unos voluntarios me dicen que quedan 4,5 kms, parecen pocos pero son arenosos. Así que sufrimiento, y por partida doble, hoy he calculado mal el agua y apenas me queda. Cuando veo la meta no llevo nada y quito los tapones a los bidones para ver si hay algo en el culo de estos. Que 2 kms más largos se me hacen, llego deshidratado a meta y cojo mis 4,5 litros de agua. Hoy no tendré agua ni para lavarme los pies pienso. Otra batalla más y ya solo quedan dos para ganar la guerra, pero que dos…

La ropa cada vez mas acartonada, el pelo como esparto, las piernas y pies ya notan la carga y mañana será un dia largo. Pronto a dormir para coger fuerzas, mirando los mails de hoy no hay miedo a los 91,7 kilómetros. Me noto con fuerzas y con las mismas ganas que cuando llegué.

Etapa 4 Jebel Zireg / Jdaid 91,7 kms

Dia D, la etapa más larga de la historia. Hoy cuesta todo, hacerse el desayuno, vestirse y preparar todo, miradas perdidas de todos y hoy casi no hablamos. Ni Poty nos está contando chistes y eso ya dice que hoy nos enfrentamos al monstruo. Con calma pienso, paso a paso y cuando se llegue se llegará. Siempre pensando en positivo y saber que hoy tenía a mucha gente detrás dándome su aliento.


Temprana salida a las 8 de la mañana desde el puesto 51 hasta el final, los top 50 lo harían a las 11. Salida y el terreno no es nada cómodo en los que son de arena y picando para arriba, así que como preveía los kms van a caer despacio, hasta el km 5,8  que ya acabamos la subida comenzamos a descender por más arena, ya hasta el Cp1 es terreno más cómodo sobre piedra pero en el que se puede correr bien, bueno de 7 check points que hay ya llego al primero bastante bien.

Ahora a llenar bidones y mojarme un poco, el siguiente CP está a 14 kms. Así me lo tomo, mirando al siguiente Cp en vez de pensar que aún quedaban 79 kms. Toca un pequeño ascenso arenoso aunque bastante empinado, en cuanto llego arriba me dejo llevar bajando, que gozada meter el pie y casi te llega la arena a la rodilla. Una pasada el trabajo de las polainas ya que no entra nada de arena.

Seguimos por terreno de piedra para más tarde cruzar un lago seco bastante grande, aquí me animo un poco a ir más deprisa, cambio luego de terreno en el que pasamos una aldea donde hay mucho lugareño viendo la carrera. Todos te aplauden, te animan con una sonrisa en la cara, cosas de la vida te pones a pensar, no tienen casi de nada pero son felices.

Cuánto aprendes de detalles como estos, un niño me mira asombrado cuando paso a su lado, me aplaude y me regala un Bon Jour, se me cae el alma. Le doy una barrita que llevaba a mano y a lo que me alejo me grita Mercyyy!!

Volviendo a la carrera, terreno llano hasta el Cp2, por piedra el último tramo. Notaba a alguien pegado atrás bastante rato, cuando llegamos al Cp me giro atrás y veo que es un belga que me dice Gracias Jogé y me choca la mano, joer haciendo de liebre en Sables que nivel pienso riéndome sólo. Hasta aquí se acababa la paz del camino ya que en el km 30 después de este Cp viene un regalito.

Saliendo de este me cruzo con un español, Miguel de Lleida. Viendo que vamos a la par de ritmo compartimos camino juntos, que alegría desde el km 12 de la primera etapa había ido solo y pequeña alianza que viene muy bien para no pensar. 1,5 kms de dunas y a subir de nuevo como en la segunda etapa el monstruoso Jebel Otfal.

Esta vez al revés, y bastante mejor por este lado. Aunque lleva un rato es más asequible y bajando por arena se llega abajo en un plis plas. Dan ganas de hacerlo como en la nieve con un trineo, metes el pie y la arena te cubre casi la rodilla. Por eso hay mucha gente que se para a quitarse arena de dentro de la zapatilla, a mi por suerte no me ha entrado nada.

Parece que no se han castigado las piernas mucho y hasta el Cp3 llegamos corriendo. Miguel me dice que se va a hacer una sopa y yo sigo adelante me encuentro bien y no quiero parar. Si que salgo de este Cp caminando mientras como tranquilamente frutos secos y una barrita, vuelvo a correr y no hago más que adelantar a gente por lo que me animo y le doy un poco de caña hasta que llegamos a unas zonas de dunas.

Vuelvo a comer un poco y entonces me vuelve a alcanzar Miguel, por adelante pillamos a Dani de Mallorca. Estaba para top 50 y ha petao. Le damos un poco de ánimos y seguimos corriendo hasta el Cp4, bueeeno no voy mal Km 50 y ya más de la mitad. En este Cp me preparo un ágape que toca comer un poco, volvemos a llanear pero ya cuesta más ponerse a correr. Aquí Miguel va más entero y le digo que tire, ahora son zonas de dunas y aquí se que voy a sufrir.

Vuelta a la soledad, estos kms son los más largos, una mirada al horizonte y la arena no se perdía, bufff que duro, subida, bajada, las piernas se hunden y el Sol se empieza a esconder. Me pasan los dos primeros clasificados, que pedazo de bestias, casi al acabar las dunas viene Chema Martinez con un corredor francés delante que lo lleva de un lado para otro, intento distraerme y no pensar, esto es muy duro, sufro demasiado, jadeo, grito, adelanto a un británico que directamente se ha tumbado en la arena.

Sigo sin ver cuando acaban las dunas, este tramo de un cp a otro creo que salen dos horas. Llego a un poblado con algunas personas mirando, un niño se pone a correr detrás de mí, ahora no tengo ganas de hostias y me lo nota en la cara. Por fin cuesta abajo camino pedregoso y llegada al Cp 5.

Le digo a una voluntaria que me ponga la baliza nocturna en la mochila mientras cojo aire. No tengo ganas ni de quitarme la mochila para ponerla, aquí hay tumbonas y hay bastante gente sentada. Como me siente no arranco pienso y sigo adelante. No son dunas pero es terreno arenoso, alterno andar y correr mientras me voy preparando el frontal, no tardará en ponerse el Sol. También busco en el bag delantero los auriculares y el Mp3 y malas noticias. El aparato esta pero los auriculares no aparecen, todo el día sacando y metiendo cosas que a saber en que lugar se me han caído.

Aquí ya noto al límite mi cuerpo, ya estoy en lo que se llama el muro, como mentalizarte en que tu cuerpo ya no da más y hacer casi 30 kms?? Me intento agarrar a la frase de Chema Martinez no pienses corre, y eso hice, correr. Ya es de noche baja la temperatura y sopla una ligero aire que refresca, con el agotamiento extremo que llevo ese aire que roza por los arbustos provoca ruidos y me imagino que son animales por el suelo, serpientes, escorpiones…

Yo sigo corriendo, las piernas no se quejan de momento y adelanto a gente que camina, no veo a nadie más tarde. Sólo iluminado por balizas que me guían. Alguien me preguntaba al llegar si pensé este día en abandonar, para nada soy aragonés y cabezón, mientras aguante de pie seguiré palante.

Cierto es que pienso en momentos que del esfuerzo caeré al suelo desmayado. Miro la noche estrellada y pienso en todos los que están pendientes hoy de mí, me imagino que me acompañan y me gritan. Parece que estoy viendo una película, cada estrella que brilla es un aliento que me envían. Mi familia, la gente del 226, mis chicas, amigos del face, gente que no conozco personalmente y me mandaron ánimos.

Me imagino corriendo con Miguel al pilla pilla o con mis amigos Jose Luis y Sergio por el parque grande. También con mis chicas diciéndome que hoy te dejamos atrás nosotras o con mucha más gente que compartió entrenos conmigo. Raúl, Cristian, Borja, Arturo, Luis, Fer, Jose Angel y pongo un etc para no olvidarme a nadie. Y menuda cuadrilla nos juntamos en el desierto en un momento después de pasar el Cp6.

Hasta el Cp7 no dejé de correr, cuando las alucinaciones de mi compañía se esfumaban me ponía a cantar. Voz baja, luego en voz alta, sobretodo la canción de Warcry “hoy gano yo”. Es lo que estaba sintiendo, a pesar de la paliza que me estaba metiendo hoy me sentía ganador.

Me daba igual el puesto, sólo se que lo tenía al alcance lo que tanto me costo aquí y el trabajo que llevaba detrás, pensando todos estos kms en positivo llegué al último control Cp7, digo ahora los que me están siguiendo on line ya estarán más tranquilos de que voy a llegar y estoy bien, mas tarde me entere de que justo este día la conexión de la carrera fallaba, menos mal que estaba mi gps y ese no fallaba.

Sólo 6 kms me dice el voluntario en francés, además cuenta que son rápidos. Salgo ya a dar el último arreón y empiezo a pisar blando, tierra, arena y piedras pequeñas. ¿pero esto qué es?? No me había dicho este tío que era rápido?? No hago más que eses buscando terreno duro, sigo y sigo y a los 500 metros digo ya no puedo más, así que camino.

Me adelantan en estos kms 5 o 6 personas andando más deprisa que yo, no veo la meta, estoy apunto de reventar y sólo quiero llegar, tumbarme y quitarme las zapatillas. Sobre los 3 kms el terreno ya es más favorable y puedo trotar. La meta se ve pero no hay manera de que se acerque, paso a paso sin mirar adelante, ya está ya lo tengo. Me adelantan 3 británicos que se ponen a gritar, yo no tengo ni ganas de eso, cruzo el arco y digo por fin, lo he dado todo, me he exprimido al máximo, lo que llaman sudar sangre.

Cojo las 3 botellas de agua y hasta la bienvenida es drástica, una ráfaga de aire llena de arena me recibe en la cara y se me mete dentro de un ojo, hasta el camino a la haima va a ser duro. Hoy ya tengo a los 3 compañeros dentro de los sacos y no tengo ganas de hacerme la cena, un sobre de embutido y el recuperador y directamente al saco, no paro de dar vueltas dentro, me duelen tanto las piernas que no encuentro una postura en condiciones y voy arrastras como un gusano por la haima, consigo dormirme.

Sobre las 5 oigo voces y son Eli y Nestor que ya han llegado, me levanto a felicitarles y vuelta a dormir, hoy no hay prisas, el campamento no se va a desmontar y aquí pasaremos dos noches descansando lo que se pueda.

Me despierto sobre las 10, desayuno y visita al médico, la rafaga de arena de ayer me ha dejado el ojo hecho un cromo, me limpian con suero y voy a mandar mail. Como llevo las piernas madre mía, cuesta caminar y un dedo del pie lleva una ampolla gigante esta vez, Eli me cura y por la tarde ya tiene todo mejor asunto. Llega nuestro último compañero de Haima Poty y después de 26 horas de etapa aún tiene ganas de guasa, que fenómeno.

Malas noticias, Jose Luis el hombre que coincidió en el aeropuerto conmigo abandonó esta noche, como Mikel otro chico de Vitoria, una pena, duele ver a gente que se ha preparado esto con la misma ilusión que tú que tienen que bajar el barco.

Llegada de mails que me hacen sentir como un héroe de película, felicitaciones y todos alucinando con la gesta. Yo aún ni era consciente de lo que había hecho, además mirando la clasificación veo que voy el 162, por lo que mañana en la etapa maraton saldré 1h30′ más tarde, con los top 200.

Que pasada salir con los mejores y el que va a doblar a gente mañana voy a ser yo. Sobre las 19;30h nos avisan que están llegando los últimos clasificados y es un momento inolvidable. Llegan de noches 8 coches dando luces y tocando los claxon detrás de los dos últimos corredores. Dos corredores franceses que hicieron más de 35 horas. Casi todo el campamento les recibe entre aplausos y el Welcome to the jungle en los altavoces, la piel de gallina. Este día la organización nos regala una coca cola que me sabe como si fuera vino de gran reserva.

Etapa 5 Jdaid / Kourci Dial Zaid 42,2 Kms

Esto se acaba, aunque se ve cerca el premio todavía son 42,2 kms, casi ná. Último liofilizado para desayunar y hoy la mochila casi no pesa, es más me quito el bag delantero para ir más cómodo, intento meterlo en la mochila pero no me cabe. Así que creo que lo voy a atar por fuera, en esos momentos un niño pasea por el campamento y se lo regalo, ver la cara de asombro y alegría que puso ya es un recuerdo inolvidable.

Se ha dado la primera salida y ahí estamos para la segunda nueve españoles, subidón verte en una salida con los mejores. En la línea de salida con mis dos compañeros de haima Manuel y Fran se añade otro crack como es Dani de Mallorca.



Hoy ya no sales con el chip de voy a reservar que queda mucho, ahora ya es una carrera y la última así que mientras se pueda a darlo todo. El cuerpo está bien, las piernas responden y el camino es corredor por lo que me voy animando pronto, antes de la hora cojo al camello escoba.

Una japonesa va última cojeando, aquí sufren todos del primero al último, es un momento grande. Adelantas continuamente gente hasta el final, unos americanos se paran a aplaudirme, me encuentro con Poty y Miguel y luego más españoles. Me he crecido tanto que he llegado al Cp1 en poco más de 1 hora. En este momento la batería del garmin muere y hasta el final tendré que ir a ojo con las distancias, ya que más da pienso.

Seguimos con tramos buenos para correr aunque aquí hay algún tramo más lento, pasamos aldeas con muchos niños y sigo doblando gente. Muchos te animan, una belga me grita Jogé bravo bravo, le devuelvo los ánimos. Más tarde alcanzo a Eli y Nestor poco antes del Cp2 y llegando a este estoy en el 24. Aquí hay mucha gente que son familiares de corredores. La verdad que 18 kms que quedan ya es una buena distancia, pero después de hacer la non-stop de hace dos días parece un paseo.

Aquí ya hasta el Cp3 es más complicado, salimos y hay bastante arena para más tarde llegar a unas dunas, aquí ya pillo al último español que veré hasta la meta, en este caso española, Nicole, que me grita un DALE CAÑA!!!

Entrando en las dunas paramos a andar y me pongo a hacer las últimas fotos de la prueba, son tramos lentos pero que se palpa que son los últimos. A lo lejos el ultimo Cp3, y un largo llano por camino, esto está hecho, aunque ahora ya estoy cansado, me he animado hoy demasiado pronto y estos últimos kms se hacen largos.

Por más que avanzas no se ve la meta, cuando subo un repecho pienso que se localizaría y sigo sin verla, las dunas de Merzouga a lo lejos, el paisaje es precioso, pero quiero ver el arco.

Cuando menos lo espero aparece debajo de un repecho, a 200 metros… Que siento?? No lo sé, ganas de gritar, de llorar, de decir lo he hecho es verdad que he podido, me vienen en ese momento todas las imágenes de la gente que esta conmigo estos días animando como si fueran diapositivas. Noto su aliento diciéndome que ya lo conseguiste, entre ellos están también los que ya no están, mis abuelos, tíos y mi primo Victor que me suelta un que huevos tienes primo, saco la foto de mi sobrina y mi niño que llevaba preparada, los miro y se me arrasan los ojos.

Pego un sprint, sí, después de 240 kms puedo esprintar. Cruzo el arco me quito la gorra y las gafas y me espera mi ansiada medalla, cuando veo de cerca a la mujer que me la va a poner rompo a llorar, he guardado mucho estos días dentro y todo salió aquí.

Al verme me abraza como si fuera su hijo y me da un beso en la mejilla, no entiendo francés pero comprendo que me dice esto es para tí colgandome la medalla, yo sigo llorando, Patrick Bauer me da un abrazo y sigo emocionado, un cámara me graba ese instante y sigo en mi emoción como si no estuviera, ha sido mi victoria.

No competía contra nadie sólo conmigo mismo, saber que si algo quieres con trabajo e ilusión se puede, sabía que sudaría que costaría pero que lo lograría. Miro al frente y veo a Chema, Manuel y Fran gritándome y aplaudiendo, con ellos toda la tropa española que me chocan la mano.

Mando besos a la cámara y aún la emoción sigue en mí, no soy consciente, no me lo creo, joder que he podido acabar el Marathon Des Sables. No hay una palabra que pueda definir lo que pudo salir de mi corazón en ese momento.

Más tranquilo ya después de comer nos dan los mails, me alegro a medias porque solo han llegado los que han escrito hasta las 10 de la mañana por lo que los que escribieron después ya no los veré.

Se nota ya el cansancio, viendo a todos compañeros sus caras, las barbas, la suciedad y que estamos perdiendo peso dan ganas de partir ya, pero aún queda la etapa solidaria de mañana.

Etapa solidaria UNICEF 11,5 kms. Dunas de Merzouga

Con pocas ganas de hacerla, ya pesa el cansancio y poniéndolo en términos futbolísticos, jugar un amistoso hoy como que no apetece. No computaba en la general por lo que casi todo el mundo la hace andando. Ya no pienso más que en llegar al hotel para darme una buena ducha con un banquete después y poder dormir en una cama.

 La hice andando con mis compis de Haima Poty y Manuel, disfrutando del paisaje de las dunas de Merzouga. Antes de llegar a ellas tuvimos el placer de ver de cerca a un equipo de héroes de esta edición, un grupo de bomberos franceses que hizo todas las etapas tirando de un carrito, en él se iban cambiando (tenían un jeep con ellos) a niños minusvalidos que disfrutaban en la silla de la prueba.

Nos dijeron de que si queríamos probar a llevarlo nosotros, nos encantó llevarlo y ahí vimos lo duro que era llevar este “vehículo”, lo dicho unos verdaderos héroes. También hubo más héroes como Lahcen Ahansal ganador de la prueba 10 veces, este año corría como guía de un chico ciego.

Son cosas que te llegan adentro, también nuestra vecina de haima Leslie que hizo Sables en sandalias. Por poner la nota de humor otro héroe fue Miguel Angel, que hizo el MDS con Poty al lado 240 kms eso es echarle pelotas jeje, seguro que lo disfrutaron juntos.

Con tanta calma nos tomamos esta etapa que nos costó casi 3 horas hacerla, lo peor fue la vuelta con 8 horas de autobús hasta que llegamos al hotel, por fin ducha y cama.

Valoraciones

Después de esta semana sólo puedo dar valoraciones positivas a esta prueba, se que fue un gran desembolso económico, perder una semana de vacaciones de verano o entrenar como un animal. Pero me he sentido libre, desconectar 10 días de todo, sin móvil, sin preocuparte por nada. Algo tendrá esta carrera de mágica que a pesar de que sufres cómo un perro, casi todo el mundo vuelve. Lo que he sentido aquí no creo que ninguna carrera lo haga, Pensaba que el maratón lo tenía todo, pero esto lo ha multiplicado por 100.

Por toda la gente que he conocido aquí merece la pena venir, mis hermanos de Haima, porque eso es lo que fuimos durante 10 días, hermanos. Unas pequeñas palabras dedicaré a cada uno de ellos:

Claudio, contigo coincidí menos pero demostarte tener valor y entereza, eres joven seguro que vuelves y lo logras. Nestor; todo lo que tiene de grande lo tiene de buena persona y aún se hizo mas dificil Sables con un dedo como una morcilla. Eli; más guapa en persona que en foto, verdadera ironwoman y nuestra enfermera particular.

Chema, cuando coincides con él te sientes contento de poder compartir experiencias con un campeón, más tarde te olvidabas que era Chema Martinez, el atleta porque ya era uno más. Poty; nuestro guasón, siempre te sacaba una sonrisa por mas jodido y cansado que estuviera, las horas de haima con él se hacían cortas, aunque no todo era reir porque demostró ser un tío muy grande

Fran. Nuestra mamá de la haima, si algo te dolía ya estaba él dándote algo para que te curaras, si pensabas en calentarte la cena ya antes tenía preparado el fuego y la leña, y todo un top dentro y fuera de la carrera.

Si Fran fué la mami Manuel fue el padre, cuanto se aprende de gente como esta al lado, dentro de ese hombre serio se encuentra una persona grande que se entrega por los demás y un pedazo de triatleta.

Una vez más dar las gracias a los que en tercera persona han sido parte de este sueño, se que cada paso que daba había mucha gente detrás y que te empujaban hacia delante. A parte de ser una prueba dura físicamente, mentalmente me reforzaba con cada mensaje de ánimo que recibía, a algunos no los conocía personalmente y ver que llegas tambíen a esa gente hace que todo esto merezca la pena.

Si volveré?? A lo pronto no, pero si que algún día quiero volver a sentir mi corazón latir en el desierto de nuevo, algo de mí se ha quedado en las arenas y jebels, pero algo de allí se ha quedado en mí para siempre.

You might also enjoy:

3 Comments

  1. Esto es para hombres muy hombre o locos muy locos

  2. Felicidades por la crónica de Les Sables, sólo de leerlo creo mañana tendré ampollas y agujetas. Deberías repetirla aunque sea para buscar los auriculares perdidos, yo me iré preparando para hacer la etapa solidaria

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *