Vamos a viajar a Francia para presentaros el que para mí es el mejor sándwich del mundo. Ya se ha extendido a lo largo de los años por todo el planeta, sobretodo en los Estados Unidos. Cuenta con dos versiones, la croque monseiur que es la más conocida, y la croque madame que podría ser la versión deluxe. 

Evidentemente haremos la segunda ya que le da un toque más completo al bocadillo. Se sirvió el croque monseiur por primera vez en un café parisino en 1910 y se desconoce el origen del nombre (en castellano señor crujiente). Es muy fácil de elaborar y cuenta con pocos ingredientes.

La versión femenina tan sólo añade un huevo al bocadillo. Su nombre aquí si que sabemos el por qué, y es el que el huevo representa el sombrero que llevaban las mujeres en la época. Este se hizo famoso ya en 1960.

Los ingredientes que utilizamos son

Bechamel

Una cucharada de mantequilla

Cucharada de harina

Vaso de leche entera

Nuez moscada

Pimienta negra

Para el sándwich 🥪

Pan de molde (2 por bocadillo)

Jamón Cocido

Queso emmental

Queso rallado (el que os guste) el nuestro era 4 quesos.

Huevo

Ahora que ya sabemos cocinar a la pareja de sándwich más famosos, podréis quedaros con el que más os guste, nosotros lo tenemos claro y nos ponemos el sombrero.

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.