Etosha

Como no podía ser de otra manera un viaje a un país de la zona sudafricana tenía que tener fauna salvaje. Eran nuestros últimos días en el país y nos dejamos una de las cosas indispensables para el final.

Etosha es un parque nacional con más de 20.000 km2 de extensión, de este a oeste la increíble distancia de 350 kilómetros. No es un zoo, encontramos a animales en total libertad en un espacio protegido. Con todo esto dejamos claro que un día es insuficiente para disfrutar de esta maravilla de la naturaleza. Nosotros hicimos 2 días, como después íbamos al Delta del Okavango y al P.N del Chobe en Botsuana ya eran muchos días de safari, pero sí solamente vas a estar en Namibia recomendaría de 3 en adelante. No te aburrirás, ya que cada día es una nueva aventura, en París vas a ver la Torre Eiffel o en Roma el coliseo pero aquí no sabes lo que vas a encontrar en cada excursión y esa es la magia del lugar. Lo bueno que tiene es que podemos recorrerlo por libre con nuestro propio vehículo.

Dentro del parque encontramos el gran lago seco de Etosha (gran lugar blanco) que da nombre al parque. Uno de los desiertos de sal más grandes del mundo. La vida animal existió aquí desde hace más de 600 años, se han encontrado huesos aunque no tan lejanos en el tiempo, especies olvidadas que vivieron hace 5000 años.

Precio – ¿Organizado o por libre??

175 dólares namibios cuesta la entrada al parque por persona en 2021 (sobre 10 euros). Si buscamos un safari organizado rondan los 100 euros una jornada completa mañana y tarde, y sobre los 60 media jornada. En ellos incluyen comida. Puede que sea algo caroy pierdes la magia de verlo a tu aire, la ventaja es que lo guías llevan el móvil con un grupo de WhatsApp y se avisan en donde van apareciendo los animales. También tienen más experiencia sobre los lugares, pero aún así es tener suerte.

Nosotros hicimos los 2, primero el organizado y al día siguiente por libre. Y entre los dos nos quedamos con verlo a nuestro aire, si tienes suerte es mucho mejor descubrir animales por ti mismo sin esperarlo.

También hay safaris nocturnos al “módico” precio de ¡¡400 euros!! tan sólo si te alojas en el parque.

Dónde alojarse??

Hay muchas opciones, pero sea la que sea imprescindible reservar con tiempo, y más si es partir del mes de junio.

Tenemos alojamientos dentro del parque, algunos de ellos tienen abrevaderos y muchos animales se acercan de noche a beber agua. Eso hace que puedes salir por la noche a contemplar la naturaleza animal desde la puerta de tu habitación.  

En estos 3 lugares tenemos campings y lodges para hospedarse, los más conocidos los encontramos en Okaukuejo, Halali y Namutoni en el que cada uno de ellos tiene su propio waterhole. Lo bueno es irse alojando cada día en un lugar y vas recorriendo cada zona del parque mientras vas de un destino a otro. Tenemos también al oeste Olifantrus, pero sólo cuenta con zona de acampada.

A las afueras del parque también contamos con innumerables alojamientos, la mayoría realiza safaris organizados y todos están muy preparados para el turismo.

Consejos

En el Parque cuentan con planos, pero no son gratis. Descárgatelo antes y así te evitas un pequeño gasto.

Tenemos 3 puertas de entrada al parque, para que os hagáis una idea, una en el oeste, otra en el sur por la zona media y otra en el oeste. Lo que la mayoría de la gente hace es pasar en diferentes lugares las noches en que te hospedas, ya que el parque es tan grande ves diferentes zonas cada día.

Está prohibido salir del vehículo, solamente lo podremos hacer en las zonas habilitadas que cuentan con merenderos y aseos. Las tendrás muy bien señaladas

Mucha calma, a veces parece que crees que no hay animales allí y puede ser que tardes en verlos. Si vas en temporada seca solamente con que tengas paciencia y pares en una de sus charcas los animales irán apareciendo cual documental de National Geographic. La palabra mágica y que debes de mirar en los carteles de información es Waterhole (lagunas).

Los precios de bebidas y comida allí son caros además de poca variedad, mejor tener llena la despensa en el coche. También hay gasolineras, evidentemente algo más costosas que a las afueras, pero si hay una emergencia mejor llenar el depósito que quedarte tirado.

Conduce despacio y con precaución, los animales están acostumbrados al paso de vehículos e igual los encuentras en medio de la carretera y no se inmutan.

Curiosidades

Al entrar y salir del parque tenemos los controles. En él te realizan preguntas y hasta te miran lo que llevas dentro del coche. Nos preguntaron que si llevábamos armas, todo ello debido a que quieren evitar a los cazadores furtivos. A la salida nos harán lo mismo y limpiarnos el calzado en una alfombrilla desinfectante. Simplemente son controles, hay que pagar una vez dentro en la oficina de turismo, importante ya que a la salida te lo piden.

Cuando veas a algún vehículo parado ves muy despacio y pégate a él, seguro que ha visto algo. Aunque creas que no hay nada observa mucho antes de irte, nos pasó con un rinoceronte negro y una leona, estaban refugiados entre árboles y nos costó encontrarlos.

¿Qué animales hay?

No podremos ver aquí a todos los Big Five (león, leopardo, búfalo, elefante y rinoceronte) ya que no habita el búfalo, aunque la cantidad de especies que habita es inmensa. Igual te sorprendes al leer lo de Big Five, no pasa nada, a nosotros también nos pasó la primera vez. Son las palabras mágicas de todo aventurero en safari.

No puedo nombrarte a todos, si decirte que en él hay más 100 especies de mamíferos y más de 300 especies de aves. Lo que más se deja ver son los antílopes (springbooks y oryx) y las cebras, donde vemos grupos enormes. Pudimos ver también (y eso que es muy difícil) al rinoceronte negro. Está protegido por las autoridades ya que se encuentra en peligro de extinción.

Horario 

En nuestra estancia era de 7 a 18h. Si te hospedas fuera hay que tenerlo en cuenta, a partir de junio creemos que abren antes, pero no he encontrado información a fecha de hoy. (2021)

¿Cuando ir?

Lo ideal es desde mayo a octubre. A partir de septiembre hay más sequía, por lo que quedan pocas charcas con agua y los animales se concentran en esos lugares, además la vegetación la encontramos baja y es más fácil verlos a campo abierto. Aún así, en cualquier fecha si estás allí merece la pena la visita, nuestro viaje a Namibia fue a primeros de abril y nos encontramos con muchas especies, quizás mala suerte tuvimos con los depredadores ya que no vimos leopardos y hienas, pero sí leones y chacales.

Cosas imprescindibles

Unos prismáticos o binoculares. El parque es tan enorme que avistarás animales a lo lejos por lo que así podrás ver sus movimientos más de cerca.

Tener el coche lleno de provisiones a mano. Como no se puede salir del coche más que en los puntos marcados mejor tener todo a mano, agua y comida en especial.

Un buen teleobjetivo para la cámara de fotos, en un safari lo más bonito es poder fotografiar a cada animal y ser tú el creador de tu propio documental. A menos que tengas algo para poder fijarla recuerda tener la óptica con estabilizador ya que si no saldrán borrosas en la mayoría. Tampoco hace falta gastarse mucho, con nuestra cámara Nikkon D3500 que ya la teníamos hace 2 años, nos compramos un objetivo Nikkor 70-300 sencillito que nos vino de maravilla. Aunque si te puedes permitir uno mejor no lo dudes. A nosotros nos dejaron en Botsuana en el parque natural del Chobe, una cámara canon con una óptica 150-600 full frame y no veas que fotazas nos quedaron. Eso ya depende de tí.

Nuestra experiencia

Un resumen de fotos y pequeños cortos de vídeo del parque los tenemos en Youtube, si puedes suscribirte a nuestro canal nos haces un favor, a tí no te cuesta nada y nos puedes ayudar a seguir creciendo.

You might also enjoy:

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *